EDICIÓN 2021 NOTICIAS
UNA NON STOP PARA CHUPARSE LOS DEDOS

Las paradas en las Estaciones de Hidratación (EH) se convierten en una especie de ruta gastronómica por diversos pueblos extremeños y castellano-leoneses. Productos de kilómetro 0 con denominación de origen. Una Non Stop Madrid-Tajo Internacional-Lisboa rica, rica y con fundamento. A continuación, los principales manjares:

Melocotones

El producto estrella en Burgohondo, La localidad abulense ha vinculado su nombre a esta fruta desde hace años, ya que desde 2014 celebra la Feria Provincial del Melocotón. El sabor del melocotón de Burgohondo es, generalmente, más dulce que otros. Y huele a perfume de melocotón. Su pulpa es carnosa, fibrosa, suculenta, perfumada con olor característico, oscila entre consistente y tierna, dulce y jugosa. Y Su color es variable entre el blanco, amarillo anaranjado y rojizo.

Caldo de Navalperal

El reconocido caldo de Navalperal de Tormes es muy apreciado por los participantes. Un vecino de esta localidad abulense se encarga de prepararlo y todos coinciden en que está rico de verdad. A muchos ciclistas les encanta y les viene de maravilla para reponer fuerzas porque les pilla justo en la primera noche por la Sierra de Gredos.

Picotas

Se cultivan desde el siglo XVII y son originarias del Valle del Jerte. La picota una variedad de cereza de calidad superior, tan auténtica que posee Denominación de Origen Protegida. Su maduración es algo más tardía, por lo que su temporada se extiende desde los últimos días de junio o primeros días del mes de julio hasta mediados-finales de agosto. La picota es más sabrosa (más dulce y con menos acidez) que el resto de las cerezas. Por eso, pese a ser más pequeña, se cotiza más. Con la carne más tersa y firme, la picota no tiene rabito porque se queda en el árbol durante la recolección. La última gran diferencia es que el color rojo de las picotas es más intenso y oscuro que el de las cerezas. Esta rica fruta se encuentra en la EH de Navaconcejo.

Patatas revolconas

O revolcás, como gusta llamar en la Valle del Jerte. Deben su nombre al proceso de preparación. Las patatas se revuelven con el aceite de oliva virgen y la grasita que queda de hacer los torreznos (la receta original es con torreznos fritos). Y se junta con el pimentón para que adquieran todo su sabor. Aunque originariamente formaba parte del repertorio gastronómico diario de campesinos y gente humilde, hoy en día se ha convertido en una tapa exquisita en Salamanca, Ávila y Cáceres. En la Non Stop las encontraremos en Navaconcejo.

Mormenteras

Es el dulce más emblemático de Alcántara. De origen árabe, se elabora hace siglos de manera totalmente artesanal. El aspecto es parecido a una rosquilla frita, pero en su interior se encuentra una riquísima mezcla llamada ‘arajú’, elaborada con miel, almendras y un toque de anís y canela. En Alcántara se celebra incluso la Fiesta de la Mormentera, a principios de junio. La última edición contó con una degustación de 3.000 unidades en el Puente Romano y en el conventual de San Benito.

Migas del pastor

Plato típico extremeño que podemos degustar en Alcántara y Cedillo. Las migas han sido históricamente un plato con el que aprovechar restos de comida, algo habitual en época de nuestras abuelas y que se denomina “cocina de aprovechamiento”. Un plato contundente ideal para afrontar los duros y fríos días de trabajo en el campo. Hoy se ha convertido en un plato para ocasiones especiales, ideal para degustar en reuniones familiares o con amigos Se compone de pan, chorizo rojo (o panceta como alternativa), aceite de oliva, una cucharada de pimentón de la Vera, ajo, perejil y sal.

Patatera con miel

Otro de los manjares autóctonos con sabor tradicional. Típico embutido extremeño con un toque a miel de encina para los paladares más exigentes. Está elaborada con panceta y grasa de cerdo ibérico de bellota, además de mezclar los sabores del ajo y el pimentón junto a la miel de encina. Tradicionalmente, era el acompañamiento perfecto en los días de campo, ya que estaba lista para comérsela tal cual salía de la fiambrera. También la encontramos en la EH de Alcántara y Cedillo.

Gazpacho extremeño

Uno de los platos veraniegos por excelencia. El gazpacho extremeño se diferencia del andaluz en que el tomate se añade al final y no forma parte de la mezcla ya hecha. El gazpacho extremeño se caracteriza por emplear como espesante la yema del huevo cocido, además del pan. Y por emplear como colorante rojo, además del licopeno del tomate, el pimentón de la Vera. También se encuentra en Alcántara y Cedillo.

Cabe decir que estos platos (migas del pastor, patatera con miel y gazpacho extremeño) se han podido disfrutar gracias a la colaboración de Tajo Internacional, que sirvió para mostrar a los participantes lo espectacular que es la gastronomía extremeña.

Vino de Alenquer

La localidad portuguesa donde se encuentra la meta es conocida por su vino, que podrán degustar los ciclistas como colofón a una aventura de 770 kilómetros. Un vino con DOC (Denominación de Origen Controlada) reconocido internacionalmente, como demuestra que Alenquer fue Ciudad Europea del Vino en 2018. Algunos productores trabajan desde el siglo XVII unos vinos exuberantes y opulentos, creados con finura y elegancia. Alenquer, conocida como “presepio (cuna) de Portugal”, celebra una feria del vino en septiembre en la que por unos pocos euros se pueden probar más de 200 vinos.

A modo de conclusión, después de deleitarnos con todos estos platos típicos, queda claro que la prueba que une Villanueva del Pardillo y Alenguer es mucho más que una experiencia Non Stop de 770 kilómetros. Estamos ante una variedad de paisajes, personas y sabores.

ÚLTIMAS NOTICIAS

04. Julio 2021
02. Julio 2021
01. Julio 2021
30. Junio 2021
25. Junio 2021