Notícias
EDICIÓN 2020 NOTICIAS
EL ENIGMA CICLISTA DE GREDOS

La Sierra de Gredos es uno de los grandes alicientes de la The Goods Non Stop Madrid-Tajo Internacional-Lisboa by MRW. Además, en ella se han forjado grandes ciclistas como Roberto Heras, el Chava Jiménez, Carlos Sastre o Lale Cubino.

Con una superficie de 3.600 kilómetros cuadrados, esta sierra del sistema central comprende hasta cuatro comunidades autónomas: las dos Castillas, Extremadura y Madrid. Rodeada de una fauna y flora muy variada, la Non Stop viaja por el norte del Parque Regional de la Sierra de Gredos durante diversos tramos de las etapas 3 (Burgohondo-Navalperal de Tormes) y 4 (Navalperal de Tormes-Navaconcejo).

Moisés Dueñas: “Lo que más me gusta es cuando te vas acercando al Pa-rador de Gredos”

Adentrarse en Gredos es empezar a disfrutar de unos parajes llenos de belleza y paz, ideales para pedalear y mimetizarse con la naturaleza. En orden de aparición, uno de sus puntos álgidos es la subida al Parador de Gredos, muy cerca de Navarredonda de Gredos.

“Cuando te vas acercando al Parador de Gredos es la zona que más me gusta. En las ediciones que he hecho empieza a caer el sol y es un paraje impresionante, muy bonito. Si tienes la ocasión de hacerlo amaneciendo o de día puedes ver el pico Almanzor (el más alto de toda la sierra, con 2.592 metros). Es una zona espectacular de montañas”, dice Moisés Dueñas, vencedor de la categoría Solo en la Non Stop Madrid-Lisboa 2016 y buen conocedor de la zona. Una vez coronado el Parador de Gredos, la ruta gira a la izquierda para encarar un descenso rodeados de pinos y paralelo al río Tormes, que nos acompaña durante buena parte del camino en este parque regional.

Navalperal de Tormes da la bienvenida a la siguiente etapa y alberga una Estación de Hidratación (EH). Su fuente principal, en la plaza mayor, invita a refrescarse. Robles, pinos, endrinos, melojos, zarzamoras y servales forman parte del paisaje. Y si estamos atentos podemos ver perdices, buitres, zorros, jabalís, nutria y la típica cabra montesa.

Otro momento clave es el paso por el bello núcleo urbano del Barco de Ávila, con las vistas de la muralla y el Castillo de Valdecorneja. Posteriormente se cruza el Puente Viejo (de la Edad Media) para continuar el curso del río Tormes y seguir disfrutando de este Parque Regional, que termina cuando llegamos a la Valle del Jerte.

¿Por qué han salido ciclistas tan buenos en esta zona?

La lista de grandes ases del pedal que se han criado en la Sierra de Gredos es extensa, pero sobre todo de gran calidad. Ángel Arroyo (segundo en el Tour de Francia ‘83), el malogrado escalador Chava Jimenez (nueve victorias de etapa en la Vuelta) y su cuñado Carlos Sastre (ganador del Tour de Francia ’08) tienen sus orígenes en la localidad abulense de El Barraco. Los dos primeros nacieron en este promontorio de la Sierra de Grados, mientras que Sastre se trasladó a vivir allí a los 18 años.

En Béjar (Salamanca), situado en el sector occidental de Gredos, nacieron Roberto Heras (cuatro veces ganador de la Vuelta a España), Lale Cubino (vencedor de etapas en Tour, Giro y Vuelta), Santi Blanco (dos victorias de etapa en la Vuelta) y el anteriormente citado Moisés Dueñas (disputó tres Tours de Francia).

La 20ª etapa de la última edición de la Vuelta a España, entre Arenas de San Pedro y la citada Plataforma de Gredos, sirvió justamente como homenaje a Carlos Sastre, que se encargó de diseñarla. Con seis puertos. Pedro Bernardo, Serranillos, Navatalgordo, Chía, Peñanegra y Plataforma de Gredos, un ‘señor puerto’ de 1.775 metros. Y todo por toboganes sinuosos llenos de belleza y tranquilidad. hasta completar 190 kilómetros y 4.000 metros de desnivel.

Y precisamente en la ronda española se han vivido grandes momentos con el paraíso de Gredos como protagonista. Bernard Hinault, ganador de cinco Tours y uno de los mejores ciclistas de la historia, se exhibió en el citado Serranillos (1983) y el desaparecido ‘Enfant Terrible’ Frank Vandenbroucke llegó en solitario a las murallas de Ávila. La Covatilla, Navalmoral, El Pico, Mijares y La Centenera son otros puertos ideales para los que aman el ciclismo de carretera. De fácil transición entre todos y sin apenas tráfico.

¿Qué tiene de especial la Sierra de Gredos para que salgan tan grandes ciclistas? La clave la tiene Moisés Dueñas. “Es la montaña que hay, que permite hacer entrenamientos de mucha calidad. Por eso salen tan buenos escaladores. Estás todas las horas de entrenamiento entrenando por encima de los 900 metros”. No hay duda. La Sierra de Gredos es lo más cercano al paraíso para un ciclista. Enigma resuelto.

ÚLTIMAS NOTICIAS

02. Octubre 2020
23. Septiembre 2020
03. Septiembre 2020
24. Agosto 2020
03. Agosto 2020